Resumen

Lesiones en piel o heridas crónicas, no cicatrizan por problemas en las fases de la reparación tisular normal como las úlceras por pie diabético y las lesiones por presión; las cuales son tratables aunque en algunas instituciones o ámbitos hospitalarios no se cuenta con el personal idóneo, lo cual trae problemas clínicos y económicos que podrían ser subsanados contando con clínicas especializadas de heridas. El objetivo de este trabajo fue analizar mediante dos revisiones sistemáticas, clínica y económica, los beneficios de las clínicas de heridas con enfoques multidisciplinarios acerca del tratamiento de las heridas crónicas. Para ello, se hizo revisión en diversas bases de datos. Luego del análisis de la información se concluye que la implementación de clínicas de heridas con un equipo multidisciplinario para el tratamiento del pie diabético y lesiones por presión trae óptimos resultados clínicos y económicos al dar una mayor tasa de curación, reduce el número de amputaciones, disminuye la estancia intrahospitalaria, baja los reingresos, mejora la calidad de vida y ahorra costos con respecto al tratamiento.