Resumen

La función principal de los materiales de obturación en endodoncia es sellar tridimensionalmente el extremo apical para evitar la invasión de bacterias y la infección del sistema de conductos radiculares una vez finalizado el tratamiento endodóntico. Algunos materiales pueden tener un efecto antibacteriano directo y eliminar microorganismos, también pueden permitir o estimular la reparación o regeneración completa, como el agregado de trióxido mineral (MTA). Sin embargo, no todos los materiales de obturación tienen la misma biocompatibilidad al contacto directo con los tejidos periapicales influyendo considerablemente en el resultado del tratamiento endodóntico. Según la microflora, los productos del metabolismo bacteriano, las alteraciones moleculares o celulares que modulan las características clínicas de cada individuo, pueden variar los complejos mecanismos de respuesta del organismo, por lo que no hay una respuesta determinada para cada paciente.