Resumen

Años atrás se pensaba que el problema de la protección al consumidor, no concernía sino a países desarrollados, a sociedades de consumo donde la existencia de múltiples y poderosos comerciantes privados, y la intensa actividad comercial en que participan los ciudadanos requiere de la intervención del Estado para la protección de éstos últimos ante los primeros, sin embargo la voluntad política del Estado Colombiano, a través de la facultades dadas por el artículo 150 constitucional expidió la ley 73 de 1981 con la firme intención de proteger al consumidor, entre otras por la publicidad engañosa.