Resumen

Toda Constitución no es más que una positivización del ordenamiento político de una sociedad, sus tradiciones, y sus valores producto del consenso racional sobre una Lógica de Juicios de Valor, por lo que toda sentencia de índole constitucional siempre habrá de ser política y axiológica; el nivel de coherencia interna de un fallo constitucional viene dado por la concepción que del poder constituyente se tenga. Así las cosas, sí la Constitución define y organiza un Orden Político y representa toda una Lógica de Valores y Principios jerarquizados, entones las Sentencias dictadas de conformidad con el Art. 241 de la Constitución, habrán de ser casi siempre Sentencias axiológicas, con una profunda carga Política, antes que jurídicas o formales.