Resumen

En este artículo el énfasis está puesto en las actitudes y comportamientos de muchas jóvenes y adolescentes respecto a la pretensión de igualdad – equivocada- con los chicos en su misma condición en cuanto a la edad, lo cual se ve reflejado en el vocabulario, gestos, ademanes y modos de pensar que tiende más a lo vulgar e irracional que a lo digno y razonable. Indudablemente tienen un concepto errado de feminismo y libertad; no cabe duda que con la reivindicación de la mujer, muchas han caído en el “Olimpo” del libertinaje y la desvergüenza con el estímulo desacertado de la igualdad con el hombre. Y a partir de allí  una búsqueda del hombre y la mujer que jamás serán iguales y ello es así si se utiliza como indicador  las diferencias biológicas que de inmediato indican la obligación – es lo primero- en reconocer que hombres y mujeres son distintos; que se tiene el mismo valor, por lo tanto, a partir del trabajo femenino, hoy se puede entender todo el valor de la producción, de afecto y de lenguaje intelectual que ha generado la mujer.

 

Con este artículo, resultado parcial de un proceso investigativo se pretende mostrar y reflexionar sobre la interpretación que se le está dando a la igualdad entre hombres y mujeres, en el marco de la modernidad y la Constitución colombiana. El proceso metodológico que se implementó en el proceso investigativo, en la búsqueda de información fue el de recuperación bibliográfica, la descripción y  análisis del material con temas relacionados a la problemática en estudio. La consulta a diversas fuentes permitió organizar una guía de contenido en la que se han tratado los aspectos internacionales y nacionales que desde el punto de vista histórico, teórico, legal y conceptual hacen referencia a la temática.

 

Finalmente, la situación colombiana que se presenta no deja de ser preocupante por cuanto llama la atención la interpretación que las mujeres han asumido con respecto a los dos aspectos citados antes (igualdad y modernidad), pues al parecer no entienden el significado y la trascendencia de ambos conceptos, en la práctica. Y es aún más preocupante la existencia de información (datos cuantitativos y cualitativos) que abruman sobremanera en la interpretación, sin que se planteen alternativas serias que le pongan fin a la situación.