Resumen

En la actualidad, la educación se ve plagada de prácticas docentes tradicionalistas y constructivistas, sin embargo definir cuál es la más pertinente implica determinar cómo lograr que los retos que se plantean para la construcción del conocimiento en el aula por parte del docente sean una realidad. Esto demanda que el formador sea una guía que motive al estudiante a argumentar a través de la enseñanza por modelos y la práctica discursiva en el aula. Además, utilice mediaciones que faciliten un lenguaje que evidencie apropiación de las herramientas didácticas, como la conceptualización, con el fin de que el aprendiz aprenda a contextualizar para argumentar. La eficacia para transmitir el conocimiento y lograr la calidad académica, dependerá de tres factores: la pedagogía didáctica utilizada, el dominio de los campos conceptuales y la contextualización del saber científico en el aula.